¿Quieres Aceptar a Jesús como tu Salvador Personal?

Te invito a que realices la siguiente oración en voz alta y con todo tu corazón: 

Señor Jesús, vengo delante de ti, porque reconozco que e pecado contra ti,
te pido perdón por mis pecado y reconozco que tu eres mi único y exclusivo salvador
quiero que entres en mi corazón y hagas morada en el
escribe mi nombre en el libro de la vida, para nunca ser borrado
gracias por escucharme, todo te lo pido en el nombre de Jesús
AMEN…

A Continuación de Presentamos los Pasos que Debes Seguir Luego de Aceptar a Jesús,
Como tu Único y Exclusivo Salvador, Ellos te Llevarán al Conocimiento y la Fortaleza Espiritual Adecuada.

Si realizaste la oración anterior con todo tu corazón y en voz alta,
significa que Dios escribió tu nombre en el libro de la vida con tinta de oro para nunca jamás ser borrado.
Da!! Click en el siguiente enlace el cual te llevará a los primeros pasos luego de aceptar a Jesús.

1 Mateo 6: 25-34 (El afán y la ansiedad)

25. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
26. Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
27. ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
28. Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;
29. pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
30. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?
31. No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
32. Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
33. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
34. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

VÍDEO MÁS RECIENTE

PARA MAS VÍDEOS CLICK AQUÍ